Ocio y Cultura - Bicimetro

Bétera - Godella

Salida: Estación de Bétera de L1.
Llegada: Estación de Godella de L1.
Distancia: 12,7 km
Dificultad: media-baja

Esta ruta resulta bastante asequible tanto por la distancia (no llega a 13 km), como por el perfil: casi todo el recorrido es llano y en bajada prolongada, aunque aparecerá algún que otro repecho. En este itinerario podremos visitar masías como la de la Estrella o la de Torre en Conill, además de pedalear entre hermosos mosaicos de campos de naranjos entre los cuales salvaremos el discurrir de la A-7 (o By-Pass de la ciudad de Valencia). No faltarán tampoco las zonas de pinada, como la que encontraremos en la partida de la Providencia. Por último, recomendamos la visita a los cascos urbanos de Burjassot, Rocafort y Godella, donde terminará nuestra excursión.



0 km.

Se encuentra en la estación de Bétera de L1 de Metrovalencia. Ya fuera del edificio ferroviario, tomamos la primera calle a la izquierda, en dirección sur, hacia la parte alta de la población. Pasaremos por delante de la casa de Cultura (magnífica villa rehabilitada), justo enfrente, cogemos la calle de la derecha hacia el Ayuntamiento.

La población de Bétera se encuentra en la comarca del Camp de Túria, y a tan sólo 100 m sobre el nivel del mar. La gente en Bétera trabaja principalmente en el sector industrial, el de servicios, y en menor medida en la agricultura. Cuenta el municipio con 18.500 habitantes.

En Bétera son remarcables desde un punto de vista patrimonial, la iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción. Su fachada llama la atención al visitante por sus dos relojes de sol de 1909, uno a cada lado, que son la única ornamentación. En su interior cabe destacar que su nave se comunica mediante arcos con la nave de la capilla de la Comunión, que es paralela a la principal. El castillo, que es de origen musulmán, aunque aparecen algunos elementos góticos del siglo XV. La fortaleza fue destruida en el año 1364 y reconstruida posteriormente. A partir del siglo XVI el castillo pierde su carácter defensivo y pasa a ser residencia palaciega. Se compone de cuatro torres almenadas, la principal, de forma rectangular, tiene un reloj que se instaló en 1897. A destacar también la ermita del siglo XVIII y el panteón del marqués de Dos Aguas. El visitante tiene la posibilidad de conocer otros elementos del patrimonio cultural como les oves de Mallorca, los paneles de azulejos populares de cerámica, el yacimiento de “Tos Pelat”, la villa romana de l’horta vella, la alquería y torre musulmana de Bofilla, del siglo XI. Con sus 16,5 metros de altura servía tanto para la defensa, como para la vigilancia. En el término encontramos algún que otro bunquer de la Guerra Civil. Hay masías que son un claro ejemplo de construcciones que se realizaban en el siglo XVIII por parte de la aristocracia. Son destacables las fiestas de Les alfàbegues o de la Mare de Deu d’agost.

0.5 km.

Una vez en el Ayuntamiento descendemos por una calle a la izquierda de nuevo, al llegar a un cruce de calles, volvemos a girar a la izquierda, pasando por delante del colegio Nuestra Señora del Carmen.

0,9 km.

Rotonda en la que debemos continuar a la derecha, hacia el cementerio. A nuestra izquierda hay un edificio de color naranja, pero lo más interesante, es que detrás de él hay un espléndido árbol monumental. Se trata de un almez, considerado como el de mayor tamaño de la Comunidad Valenciana.

1,5 km.

Seguimos por el camino viejo de Paterna. A la derecha una fuente. Podemos disfrutar de una amplia vista panorámica del núcleo urbano de Bétera.

Unos 200 metros más adelante, descubrimos a nuestra derecha la Finca la “Foia”. Por el camino de la derecha de la masía podremos acercarnos a su vez a la masía de Torre en Conill, en un trayecto de poco menos de un kilómetro. Estos dos edificios son una buena muestra del tipo de construcciones rurales que, además de albergar la casa del capataz o "mitger", disponían de aposentos para que los propietarios pudieran pasar largas temporadas en el campo. Por supuesto que también disponían estas masías de todo tipo de estancias para guardar herramientas, almacenar cosechas o guarnecer al ganado y los animales de carga. Hoy en día se han convertido la mayor parte de ellas en viviendas de segunda residencia.

Continuamos por la carretera por la que discurre nuestro itinerario, que es el antiguo camino de Paterna. A nuestra derecha se extienden los cultivos de naranjos, en la partida de la Belluga, mientras que a nuestra izquierda, una urbanización se extiende por la partida del Basó, todavía en término municipal de Bétera.

3 km.

Dejamos la carretera o antiguo camino de Paterna, para coger un camino de tierra que se encuentra a la izquierda. De esta manera, podremos relajar nuestro pedaleo y no preocuparnos de los vehículos a motor.

3,5 km.

Seguimos a la izquierda por el camino con mejor firme. En el centro, un pino nos sirve de referencia. Unos 400 m. más adelante, continuamos a la derecha (Urbanización Horts de Colmenars).

4,3 km.

Continuamos a la izquierda por el camino de tierra con buen firme, pasando por una pinada y huertos de naranjos. El camino de la derecha sube hacia el vértice geodésico de Camarena.

4,6 km.

Pasamos por debajo de un tendido eléctrico. Al llegar a un cruce de caminos, seguimos recto entre huertos de naranjos.

4,9 km.

A la izquierda del camino, encontramos una caseta o refugio de piedra entre un campo de algarrobos. Construcción hecha sólo de piedras con la finalidad de servir de abrigo o guardar los aperos de labranza, aquí conocidos por el nombre de “catxerulos”. El paraje ha perdido gran parte de su valor por culpa de la tala y poda abusiva de los algarrobos, algunos de ellos centenarios.

5 km.

Pasamos entre un chalet y un gran pino, junto a una balsa para el riego. Merece la pena detenerse bajo la sombra del pino para descansar y observar una magnífica vista panorámica de Valencia, al este, y de la Sierra Calderona, al norte.

Unos 100 metros más adelante debemos continuar a la izquierda y a 200 metros, continuamos a la derecha, entre naranjos, por el camino de tierra con mejor firme.

5,7 km.

Atravesamos unos cultivos de algarrobos y seguimos a la izquierda y a continuación (a unos 30 metros) de nuevo a la izquierda, entre una pequeña pinada. Comenzaremos un suave descenso junto a un muro. A la derecha llegaríamos a la urbanización Mas Camarena.

En el kilómetro 6,2 encontrarnos un camino asfaltado y seguimos recto.

7,1 km.

Nos incorporamos a la vía de servicio de la autovía A-7. Para salvarla, debemos continuar a la izquierda unos 100 metros y a la derecha, encontraremos una tubería o paso ganadero que tiene suficiente espacio como para poder pasar sin ni siquiera bajarnos de la bici. Este paso puede presentar problemas en época de lluvias ya que es posible que se acumule el temible barro. Así atravesamos la "gran carretera" y saldremos a un descampado que en un pasado no muy lejano era un vertedero, hoy clausurado. Justo enfrente discurre un camino asfaltado, que debemos tomar hacia la derecha.

7,7 km.

Nos topamos a la derecha con otro vertedero clausurado y cubierto de pinos. Nuestro recorrido sigue hacia la derecha, recto podremos acercarnos a ver la Masía de Mora. Otro entorno agradable, pero privado.

8,9 km.

Continuamos recto por esta carretera. A la izquierda se baja al cementerio de Godella.

9,4 km.

Entramos en la urbanización Campo Olivar. Debemos seguir a la izquierda bordeándola y prestando atención en algunos cruces donde hay bastante tráfico de vehículos motorizados.

10,2 km.

Continuamos a la derecha. Curva donde está la finca y Masía de San Fernando. Edificio singular, construido en 1864 con aparejo de piedra encintada, con puerta de medio punto y ventana a los lados, entre dos torreones. 100 m. después giramos a la izquierda al llegar al puesto de la Policía Local.

10,7 km.

Pabellón deportivo de Godella. Seguimos a la derecha y luego a la izquierda hacia el cruce de la carretera de Valencia a Bétera, que está regulado por un semáforo. Atención a este cruce. Al poco, nos encontramos con el campo de fútbol de Godella.

12,3 km.

Semáforo y divisoria de los términos de Burjassot y Godella. Nos desviamos a la izquierda para llegar a la estaciónde metro de Godella

Godella pertenece a la comarca de l’Horta Nord. En su municipio habitan unas 12.500 personas, mientras que su núcleo urbano se encuentra a 33 metros de altitud sobre el nivel del mar. Los habitantes de Godella basan su economía principalmente en los sectores servicios e industria, aunque destaca también una importante artesanía. La actividad agrícola es hoy en día marginal.

Godella es una ciudad rica en patrimonio monumental. De ella destacaremos la iglesia parroquial de San Bartolomé Apóstol. Comenzó su construcción en 1744 (debido a que la antigua iglesia se quedó pequeña) y se finalizó en 1754. De estilo neoclásico, posee alguna muestra de barroco y molduras rococó. La torre campanario se encuentra adosada a la que fue antigua iglesia, que cabe situar junto a la que estamos comentando. Presenta tres cuerpos, planta cuadrada y reloj en el cuerpo central. Por su parte, la iglesia de San Bartolomé posee una planta con forma de cruz latina dotada de seis capillas laterales, cubriendo la nave central una bóveda de cañón. Otro dato de interés es que el interior está revestido de zócalo de azulejos del siglo XVIII. A destacar también la ermita del Salvador y Calvario, con funciones también parroquiales. Está situada al noroeste de la población y posee un porche en la fachada con cinco arcos, además de un reloj de sol.

El interior muestra una única nave, cubierta por bóveda de medio cañón. Por otra parte, el monasterio de la Visitación (1957), en el extremo este de la población, es de estilo neogótico y la iglesia, perpendicular al monasterio, es de nave única con bóveda nervada. Atención también al colegio del Sagrado Corazón, al este del pueblo, donde nos encontraremos con una iglesia de estilo neorrománico. También debemos nombrar la iglesia de San José y Santa Teresa (1926-1929) con una fachada de ladrillo rojo y puerta adintelada. La nave interior es única y con bóveda de medio cañón. La iglesia de San José se halla a la izquierda de la carretera que nos lleva a Bétera. Fue consagrada en 1924. Muestra un interior de tres naves con estilo neogótico y bóveda central ojival. En la plaza, cerca de la estación, se encuentra el monumento al tenor y pintor Lamberto Alonso, con un amplio pedestal de cemento y estatua de bronce, obra de Ignacio Pinazo (1930).

Por otra parte, frente a la fachada de la iglesia parroquial se levanta el monumento al pintor Ignacio Pinazo Camarlench, con pedestal pétreo y busto de bronce, obra de Ignacio Pinazo Martínez en 1921. En la fachada del número 70 de la calle Mayor encontramos una lápida conmemorativa del Dr. Peset Aleixandre, y en el centro del pueblo se alza la Torreta (s. XVIII), que es Monumento Histórico-artístico y el único vestigio del palacio de Serdañola, derribado no hace mucho. Se encuentra muy restaurada y posee forma de prisma cúbico y cúpula octogonal. Finalmente, remarcar la existencia de la casa de los Pinazo, en la calle pintor Pinazo. La casa es un sencillo edificio de una sola planta. Conserva en su interior el carácter que poseía en los años de vida de los artistas, al igual que numerosas muestras del arte de ambos. En la casa existen dos placas conmemorativas: una a Ignacio Pinazo Camarlench y la otra a su hijo, el escultor Ignacio Pinazo Martínez.

12,7 km.

La estación de metro de Godella es el final del itinerario, pero desde esta localidad podremos acercarnos a visitar Rocafort dado que prácticamente se encuentra conurbado con Godella.

El municipio de Rocafort está situado al norte de Godella. Viven en él unos 6.500 habitantes, y está a 50 metros de altitud sobre el nivel del mar. La economía de éste municipio de l’Horta Nord está constituida por pequeñas industrias y por el sector servicios (de los que se sirve, además de la población, las urbanizaciones cercanas). El sector agrícola, cada vez más marginal, contempla explotaciones de cítricos y hortalizas.

En Rocafort merece una visita la iglesia parroquial de San Sebastián Mártir, que originalmente era una ermita de 1434. La torre-campanario es de dos cuerpos con reloj y el interior de la iglesia presenta una nave, cubierta con bóveda de medio cañón, además de dos capillas laterales. Por su parte, la parroquia de Santa Bárbara se encuentra en la urbanización del mismo nombre, siendo originalmente una capilla privada. Comenzó a construirse en 1963 con muros de mampostería y planta cuadrangular. Al sur del casco urbano encontramos el palacio del barón de Terrateig (1768). De este singular edificio, diremos que está pendiente su nombramiento como Monumento Histórico-artístico. Tiene planta baja y primer piso, de planta rectangular, con balcón y escudo en la fachada.