Ocio y Cultura - Bicimetro

Acequia de Moncada

Salida: Estación de Burjassot de L1.
Llegada: Estación de Albalat dels Sorells de L3.
Distancia: 13,7 km
Dificultad: media-baja

Ruta en la que la acequia de Moncada nos servirá de hilo conductor de nuestra excursión a través de l’Horta Nord. En varias ocasiones la cruzaremos por puentecillos y, en otras, pedalearemos muy próximos a ella siguiendo su curso. La acequia es uno de los símbolos más importantes de transformación paisajística y económica de la zona. Gracias a ella muchos cultivos de secano se convirtieron en fértil huerta, y su agua se transformó en energía para molinos y fábricas. Además, parejo a ella hay un entramado de pequeñas acequias con un sistema de riego peculiar, que refleja la tradición agrícola de la Huerta. Con este sencillo y cómodo itinerario descubriremos los valores tanto paisajísticos como culturales que tienen la Huerta y sus pueblos.

0 km.

La estación de Burjassot es el inicio de esta ruta; más concretamente enfrente de ella, donde se encuentran dos magníficos palacetes de principios del siglo XX. Atención, pues hay que cruzar las vías y pasar al otro anden.

Seguimos a la derecha por el camino de acceso a estos edificios singulares. Es curioso ver como con la llegada del ferrocarril de vía estrecha, aparecieron edificios residenciales de veraneo como estos junto a la vía, no solo en Burjassot, sino también en otras poblaciones como Rocafort, Godella, Bétera.

Burjassot se ubica en la comarca de l’Horta Nord, a 40 metros de altitud sobre el nivel del mar. Viven más de 37.000 habitantes, dedicados principalmente a las industrias metalúrgicas, fábricas de muebles y pequeñas industrias de artesanía. Por otra parte, el campus universitario y el centro de producción de programas de la Televisión Valenciana son otra fuente de ingresos para el municipio.

Del patrimonio de Burjassot podemos destacar El “Castell”. La configuración actual de este edificio es la de un Palacio –Residencia. Se encuentra a la entrada de Burjassot viniendo desde Valencia. Su origen está en el primitivo castillo o torre defensiva medieval. Siendo el primitivo núcleo de la población. En 1604 fue mandado reconstruir por San Juan de Ribera que lo utilizó para su retiro y descanso. Cedido al Real Colegio del Corpus Christi, se subastó al Estado en 1866. En 1912 se fundó el colegio mayor universitario de San Juan de Ribera, para ayuda de estudiantes. Actualmente sigue cumpliendo esta función de residencia. De visita obligada son Los Silos o “Sitges”, en el centro del municipio, junto al Ayuntamiento. Construidos a partir de 1573, por las autoridades municipales de Valencia, sirvieron para el almacenamiento del trigo que precisaba el consumo de la ciudad. Ampliados en varias ocasiones, fueron terminados en 1806. En total hay 43 depósitos. Se pueden visitar edificios religiosos como la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel. Ésta tiene una gran fachada con portada clasicista. Tiene pinturas de Vicente López. Presenta tres cuerpos y el interior de la iglesia tres naves; la central con bóveda de cañón. Parroquia más antigua del municipio. También de interés resulta ser la iglesia parroquial de San Juan de Ribera, que consta de tres naves con pilares cuadrados.

Otra iglesia, la parroquia de la Santísima Trinidad, muy cerca de Godella, es en realidad una capilla de las franciscanas, con planta rectangular y techo de plafón con vigas. Por otra parte, la iglesia parroquial del Sagrado Corazón de Jesús (1952), consta de nave única con pequeñas capillas laterales y bóveda de cañón. También merece una visita la ermita de San Roque (s. XVII), en la plaza de los Silos. Edificio pequeño con fachada neoclásica de mampostería y puerta adintelada, con una nave rectangular cubierta por un tejado a dos aguas con bóveda de cañón. Otros lugares y parajes de interés son: La Dehesa del “Castell”. Jardín adosado al Colegio Mayor San Juan de Ribera. La Pinada de Carsí o “l’Eixereta”, limitada entre la acequia de Moncada y el ferrocarril (FGV) Valencia - Bétera. La Granja. Antigua Estación Naranjera y Fitopatológica. Convertida en Parque Público. Centro de esparcimiento donde destaca un curioso trazado de ferrocarril en pequeño.

0,4 km.

Tomamos un camino más ancho y continuamos a la izquierda. Unos 20 m después, volvemos a girar a la izquierda por un camino que antiguamente se cerraba con una valla. Hoy esta valla ya no cumple la función de impedir el paso a los campos y podemos pedalear por el único tramo que queda de huerta en el término de Burjassot.

1,2 km.

El pavimento ahora es de tierra. Estamos entre el límite municipal de Burjassot y Godella. Seguimos junto a una nave para guardar aperos agrícolas. El camino se estrecha convirtiéndose en una senda que durante unos metros va pegada a una acequia. Aconsejamos bajarse de la bicicleta para aquellos poco habilidosos. Podemos aprovechar para observar el entramado de acequias.

1,3 km.

El camino vuelve a ensancharse y pedalearemos entre huertos de naranjos. Un poco más a la izquierda observamos la gran pinada de Carsí o L’Eixereta, y el edificio del la Escuela Universitaria Edetania – Colegio Sagrado Corazón.

1,75 km.

Llegamos a la carretera que une Godella y Valencia. Atención a este cruce, ya que suele haber bastante tráfico. Giramos a la izquierda y unos 20 m después nos desviamos a la derecha. Si siguiéramos recto por la carretera a Godella, nos encontraríamos, a la entrada de la población, una cruz caminera y la acequia de Moncada.

2,4 km.

Bifurcación de caminos. En el medio un gran ciprés. Seguimos por el de la derecha (junto a los restos de una valla). 50 metros más adelante abandonamos este camino y continuamos a la derecha entre cultivos de palmeras californianas. Unos 300 m. después, el pavimento es de tierra hasta llegar a la carretera Massarrojos – Valencia.

3,7 km.

Giro a la izquierda en dirección a Massarrojos. Transcurridos unos 200 m, nos encontramos con un olivo en medio de dos caminos. El de la derecha conduce a Moncada. Nosotros seguimos recto por la carretera hacia Massarrojos. Un poco después, 200 m, nos encontramos a la izquierda el Pou del Crist.

Salimos de Tous por la carretera que va al pantano en dirección noroeste.

4,8 km.

Dejamos esta carretera para desviarnos a la derecha y continuar nuestra ruta siguiendo el curso del barranco del Palmaret. Su nuevo encauzamiento sirve para prevenir avenidas y tiene, a ambos lados, un camino de servicio de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Se impide al acceso a vehículos no autorizados, especialmente motorizados, permitiéndose el paso peatonal y ciclista.

De seguir recto por la carretera, llegaríamos a Massarrojos.

5,5 km.

Cruce con la carretera a Moncada. 250 m. después, cruzaremos otra carretera que accede a esta población pero por el antiguo matadero. Estamos en la Partida del Pont Real.

A la derecha se encuentra la población de Benifaraig.

6,15 km.

De nuevo otro cruce de carretera, la de Moncada a Valencia (CV-315), pero en esta ocasión hay que prestar mayor cuidado, ya que el tráfico de automóviles es mayor, especialmente los días laborables debido a los centros educativos universitarios que se encuentran en los dos municipios.

Moncada se encuentra a una altitud de unos 50 metros sobre el nivel del mar. Con una población de algo más de 20.000 habitantes. De su patrimonio religioso cuenta con la iglesias de San Jaime, cuyo templo actual fue consagrado en 1696, de diversos estilos y transformaciones. La ermita de Santa Bárbara, construida a principios del siglo XVIII y el Seminario Metropolitano.

Cuenta en su término con los restos arqueológicos del poblado ibérico de Tos Pelat (viviendas y fortificación) y restos de dos villas romanas de entre los siglos II y III de nuestra era. La Casa Comuna de la Real Acequia de Moncada. Edificio construido en 1956 y donde se reúnen los síndicos para tratar los asuntos referentes a la Acequia.

6,4 km.

Cruzamos la carretera a Alfara del Patriarca. Continuamos recto por la vía de servicio, a la izquierda se entraría a esta población por la Iglesia de Sant Dídac, antiguo convento franciscano fundado en el siglo XVI. Con la desamortización pasó a manos de la familia Moroder, que instaló una fábrica de cerillas “El Globo”. Enfrente del convento, la antigua fábrica de conservas que actualmente es Escuela de Veterinaria del CEU.

El municipio de Alfara del Patriarca, a una altitud de 35 metros sobre el nivel del mar, tiene unos 2.800 habitantes y una extensión de dos kilómetros cuadrados. Podemos adentrarnos al centro de la población. En la plaza de San Juan de Ribera se halla el castillo-palacio de Alfara del Patriarca, construido en el siglo XIV, también se le conoce como “Palacio de la Señoría” o “Palacio de los Cruilles”, y popularmente como “El Castell”. Conserva diversos elementos góticos y renacentistas en sus ventanas. En esta misma plaza se encuentran el Ayuntamiento y la Iglesia de San Bartolomé, edificada en 1732 y de estilo neoclásico. El campanario conserva una campana de 1538.

6,7 km.

Pasarela peatonal por la que podríamos acceder al Molino de Alfara. De origen medieval y más tarde fábrica de harinas. Fue el último molino harinero de la acequia en mantener su función. La Associació Valenciana d’Amics dels Molins (www.uv.es/avam) fomenta el conocimiento de los molinos hidráulicos valencianos.

Recorremos unos 500 m. siguiendo esta vía de servicio hasta llegar a la confluencia de los barrancos del Palmaret y del Carraixet. Normalmente estos barrancos están secos, pero en épocas de lluvia (sobre todo en otoño) su caudal aumenta considerablemente. Ambos han visto su encauzamiento transformado para evitar precisamente esas avenidas.

7,4 km.

De nuevo otra pasarela a la izquierda, que tenemos que cruzar, para acceder a Vinalesa.

El municipio tiene una población de unos 3.000 habitantes y una extensión de 1,6 kilómetros cuadrados y se encuentra a una altitud de 26 metros sobre el nivel del mar.

Llegamos a la vía de servicio de la margen izquierda del barranco y atravesamos una pequeña rotonda. Seguimos a la izquierda hacia la avenida Manuel Sanchis Guarner, y desde aquí, otra vez a la izquierda hacia el Motor del Roll (caseta de color naranja).

7,8 km.

Entrando ya en el núcleo de la población, nos encontramos con la acequia de Moncada, una compuerta y una caseta de ladrillo con una pizarra donde se anuncian los turnos de riego.

Hay una mesa de interpretación que nos describe cómo se realiza el reparto del agua.

A la izquierda, la acequia está flanqueada por unas carrascas que forman un pequeño espacio verde y paseo peatonal, que nos recuerda cómo era la acequia hace unos años, cuando su encauzamiento estaba repleto de vegetación de ribera y no de hormigón como en la actualidad.

Nos desviamos a la derecha, siguiendo la acequia y las indicaciones de la ruta temática de la Acequia de Moncada, hasta llegar a la Antigua Fábrica de Seda. Era una factoría de hiladuras de seda fundada por el francés Joseph Lapayesse en 1770. Con el paso del tiempo se transformó en fábrica de tejidos de esparto y yute. Aprovechaba la fuerza hidráulica para mover la maquinaria.

8 km.

Cruce y esquina con la Fábrica de Seda. Se pueden contemplar los restos de la noria en la pared del edificio, que actualmente es centro social y municipal. Se hallan allí el Ayuntamiento y otros servicios municipales como la biblioteca, el centro de salud, asociaciones, aulas formativas, sala de exposiciones, etc. A la izquierda cartel a Foios, a pocos metros se encuentra la ermita de Santa Bárbara. Sencillo edificio situado en una pequeña plaza con una cruz (peirón).

A la derecha podríamos ir al centro de la población donde se encuentra la iglesia de San Honorato, del siglo XVIII (1779) Construcción neoclásica con elementos barrocos-rococó. En su interior se pueden contemplar obras de gran valor artístico-religioso (pinturas, esculturas, murales, piezas de orfebrería).

Continuamos recto, hacia el jardincillo y la fuente de Santa Bárbara (sin agua). La acequia está cubierta, formando una especie de paseo peatonal que seguiremos hasta que vuelve de nuevo a la superficie. Aconsejamos subir por la rampa donde está el casal fallero “Els Xiquets” ya que se realiza con mayor comodidad.

8,3 km.

La acequia ya no está cubierta. Junto a ella hay un panel informativo temático. Seguimos a la derecha hacia las rotondas. En la primera continuaremos hacia la derecha. En la segunda, a la altura del km. 8,6, tomaremos el camino de tierra de la izquierda, junto al motor de la Fila.

Hay un poste indicador a Foios. A unos 300 m se encuentran los restos del Molino de la Fila (panel informativo rutas per L’Horta)

Unos metros después, hay un camino a la izquierda que conduce a una alquería, de las pocas que aun quedan en pie. Es significativo que todas están orientadas a levante, para aprovechar los vientos frescos y la luz del sol. En el patio normalmente suelen haber un emparrado y algún árbol frutal.

9,3 km.

Entrada a Foios. Seguimos recto y a la altura del km. 9,6 encontramos un parque enfrente de nosotros. Estamos en la esquina de la calle de la Unión. Seguimos a la izquierda hacia la Plaza del Pueblo, km.9,8, donde están la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Foios. Su construcción se inicia en 1728. Es una de las más importantes de L’Horta. Destaca su imponente campanario y fachada. Su interior alberga obras de gran valor artístico – religioso.

En esta misma plaza está también el Ayuntamiento.

Con más de 6.000 habitantes, esta población, que se encuentra a una altitud de 18 metros sobre el nivel del mar, tiene una extensión de 6,5 kilómetros cuadrados.

La Casa de Cultura, es uno de los emplazamientos más emblemáticos de la localidad. Esta construcción albergaba las antiguas escuelas de Foios.

Seguimos a la izquierda hacia carretera de Moncada, por la calle Mayor. Nos encontraremos con el antiguo matadero, reconstruido en centro de asociaciones por la Escuela Taller, el Molino y Motor del Roll, y el cementerio.

10,8 km.

Ermita del Santísimo Cristo de la Sangre. Con un pequeño vía crucis en su recinto.

A los pocos metros cruzaremos la acequia de Moncada por un puentecillo.

11,3 km.

Cambio brusco de nuestra ruta. Hay que tomar el camino de la derecha al llegar a la fábrica de ladrillos. Camino que une dos fábricas.

La elaboración de ladrillos en esta parte de L’Horta tiene una gran tradición, que viene ya de época medieval. Su máximo esplendor se vivió a finales del siglo XIX y principios del XX.

12,3 km.

Continuamos a la derecha por la carretera en Albalat del Sorells, pasando por delante del “Pou dels Sants de la Pedra”. Unos metros más adelante, cruzaremos la acequia de Moncada por un puente que nos servirá para despediremos de ella.

13,3 km.

Rotonda. Debemos continuar recto por la antigua carretera de acceso al pueblo, pasando por el cementerio y el vía crucis.

13,7 km.

Estación de Albalat dels Sorells, L3 del metro. Cruzamos las vías por un paso inferior peatonal y ciclista.

Podemos visitar esta pequeña población de la comarca de l’Horta Nord, situada a 20 metros de altitud, de unos 3.500 habitantes, donde destaca el impresionante Castillo-Palacio dels Sorells. Construido a finales del siglo XV, tiene una gran fachada, un arqueado portalón, ventanales góticos y un gran patio interior. Actualmente es la sede del Ayuntamiento. También es destacable la iglesia parroquial de los Santos Reyes, del siglo XVIII y de estilo barroco, con gran cúpula y fachada de piedra.