Ocio y Cultura - Bicimetro

El Parque Natural del Túria (3)

Salida: Estación de la Pobla de Vallbona de L2.
Llegada: Estación de Manises de L3, L5 y L9.
Distancia: 23 km
Dificultad: media-alta

La ruta propuesta discurre, casi toda ella, paralela al río Túria. Nos sorprenderá comprobar que aun quedan tramos con una exuberante vegetación de ribera, y zonas donde el río todavía no ha perdido su identidad y encanto. De ahí, que con su reciente declaración de Parque Natural, sirva para conservarlo en ese estado, e incluso mejorarlo.

0 km.

Comenzamos la ruta en la estación del Metrovalencia de La Pobla de Vallbona. Salimos hacia la carretera por el camino de acceso a la estación-apeadero. Seguimos a la izquierda, en dirección a Riba-roja, y atravesamos la vía del tren por un puente.

Atrás nos habremos dejado, a 1,5 km., La Pobla de Vallbona. Esta población de la Comarca de El Camp de Túria, cuenta con unos 17.000 habitantes.

De su patrimonio cultural, destaca la Iglesia de San Jaime. La fachada es sencilla y tiene un campanario de planta octogonal. En la cúpula llama la atención las tejas vidriadas de tonalidad verdosa. En la sacristía hay una tabla que representa a Santiago Apóstol peregrino. Mucho más reciente es la iglesia de la Santísima Trinidad y de San José. La fachada es de estilo clasicista y fue construida entre 1947 y 1957. Situada al norte del casco urbano, se localiza la ermita de San Sebastián, erigida en honor al patrón del municipio. Podemos visitar el ayuntamiento. Este edificio de arquitectura ecléctica de principios del siglo XX. De su fachada hay que destacar el voladizo, la balconada con balaustre y el reloj. La Casa de Cultura se encuentra a su lado y también tiene interés. A las afueras del municipio se encuentra el Mas de Tous o Villaflora. Su construcción data de finales del siglo XIV. La masada consta de diversas y amplias viviendas, además de las construcciones dedicadas a almacenes y establos.

1 km.

Atención a este punto, pues tenemos que abandonar la carretera y desviarnos a la derecha por un camino agrícola asfaltado. Encontraremos unas casetas de campo en ruinas.

2,9 km.

Cruce de caminos. Enfrente, unas marcas blanca y amarilla de sendero de pequeño recorrido. Giramos a la izquierda. Unos 100 metros más adelante nos encontramos con una balsa y un cartel que indica el camino hacia el “Molí del Quelo” que no tomaremos.

3,4 km.

Cruce en forma de T. Continuamos a la derecha, por una pista de tierra (antigua vereda de ganados) siguiendo las indicaciones del poste de sendero de pequeño recorrido (Monasterio del Císter “El Molinet”).

4,2 km.

Dejamos esta pista de tierra y giramos a la izquierda, atravesando una pequeña acequia con una caseta-motor. El camino asfaltado es bastante estrecho y tranquilo, aunque hay que prestar atención a los vehículos que vienen de frente. Coincidimos durante este tramo con la ruta 8. El recorrido por este tramo del río es muy agradable y nos ofrece un paisaje lleno de vegetación de ribera, chumberas, cañares y naranjales, para acabar con una vista panorámica del pueblo.

7 km.

Continuamos a la derecha. Unos 300 metros más adelante, el camino se ensancha justo al llegar a una caseta y un gran níspero. Desde aquí tenemos una buena vista del pueblo destacando su iglesia.

8,3 km.

Antes de llegar a la carretera de La Pobla de Vallbona – Riba-roja, por la que iniciamos la ruta, nos desviamos a la derecha para cruzar el río Túria por el “Puente Viejo”. Fue construido en el siglo XVII y sufrió grandes daños en la riada de 1957, por lo que se construyó un nuevo puente a escasos metros. Ahora es un puente peatonal y ciclista.

Una vez en la otra margen del río, y a la derecha, tenemos la posibilidad de entrar al núcleo urbano.

Seguimos a la izquierda y a unos 100 metros llegamos a la carretera que sube a Riba-roja. Podemos acercarnos a visitar esta población y conocer algo de su patrimonio.

La Iglesia de la Asunción, concluida a finales del siglo XVIII. Única iglesia de toda la comarca de Camp de Túria que dispone de dos torres- campanarios idénticas. Es interesante visitar el conjunto arquitectónico que forma la iglesia y el ayuntamiento. El Asilo-Colegio de la Sagrada Familia. Donde destaca la capilla de estilo neogótico. Conjunto construido entre finales del siglo XIX y principios del XX. El Palacio Señorial de los Condes de Revillagigedo. Es el edificio más antiguo y fue una alcazaba musulmana, a la que se le añadieron elementos arquitectónicos posteriores, como la ventana geminada del gótico (siglo XV). La edificación está realizada con mampostería y fábrica de ladrillo. El Yacimiento arqueológico de “Pla de Nadal”. Restos de un palacio de época visigoda del siglo VII d.c. Uno de los yacimientos más importantes de esta época de la Comunidad Valenciana. El Parque municipal Maldonado. Cuenta con una vía férrea para realizar un pequeño recorrido en trenes de vapor a escala reducida, ideal para los más pequeños. También encontramos el modelo de un tren de cercanías que estuvo en servicio hasta finales de la década de los 80 del siglo XX.

8,6 km.

Punto conflictivo. Lo mejor es bajarnos de la bicicleta y cruzar la carretera (que suele llevar bastante tráfico), y continuar por el arcén de la izquierda unos 50 metros donde veremos un cartel de “camino cortado” antes de llegar a la discoteca. Seguimos este camino a la izquierda.

9,8 km.

Urbanización “Masía de Tráver”. Hay una cadena que la pasamos por un lateral y unos 50 metros después, encontraremos un callejón a la izquierda (esquina calle Iregua), con otra cadena que traspasamos hasta llegar a un camino de tierra. Continuamos a la derecha.

10,4 km.

El camino se convierte en senda. A la derecha, en lo alto, un parque con un mirador. Estamos en el límite del Parque Natural del Río Túria. Comienza un tramo con magnífica vegetación de ribera y algunos pinos gigantes.

10,6 km.

Dejamos la senda y descendemos hacia un transformador en la explanada junto al río. Destacan los chopos de gran tamaño y a unos 200 metros, hay un vado por donde suelen cruzar el río los caballos. Continuamos a la derecha hacia el camino que lleva a las casas de la urbanización, para luego seguir a la izquierda, por un camino con mejor traza, que nos lleva a un campo de fútbol.

11,2 km.

Seguimos recto para introducirnos en un cañar. A la derecha, un camino asfaltado donde está el parque infantil y la zona deportiva de la urbanización. Unos 100 metros más adelante, seguimos la senda a la derecha, para pasar por debajo de una gran tubería y unos bancales con cultivos abandonados. Llegamos a una pista que tomamos a la izquierda, hacia las casas. El camino ahora está asfaltado.

11,7 km.

Seguimos recto junto a la pared de las casas. Descendemos un pequeño tramo con firme de tierra, hasta llegar a la nueva zona urbanizada de “València la Vella”. Continuamos por asfalto rodeando la urbanización.

12,6 km.

Nos desviamos a la izquierda, al llegar a la caseta con los buzones de los vecinos de la urbanización. Unos 100 metros más adelante, encontramos un camino de tierra que sube hacia unas casas. Seguimos recto por asfalto.

13,2 km.

Atención a este desvío junto a unos chales. Debemos seguir a la derecha, ya que el camino de la izquierda baja hacia el río y no tiene salida. A unos 100 metros, un cruce con un huerto de naranjos y un poste eléctrico. Continuamos a la izquierda por una pista de tierra.

13,6 km.

A la izquierda, y antes de llegar a pasar por debajo de un tendido eléctrico, hay un camino poco trazado que conduce a unas trincheras de la Guerra Civil.

14 km.

Nos desviamos a la izquierda al llegar a un algarrobo junto el camino. Próxima está la vía desmantelada de Renfe que unía Valencia con Riba-roja y Llíria.

Existe el proyecto de continuar la línea 5 de metro hasta Riba-roja, aprovechando, en parte, la plataforma de la antigua infraestructura viaria.

14,5 km.

A la izquierda del camino, una cueva-refugio excavada en la pared de un pequeño montículo. A unos 200 metros, y también junto al camino, nos encontraremos con un yacimiento arqueológico “València la Vella”. Presenta una serie de ruinas y murallas de época romana. Ocupa un emplazamiento estratégico entre el cauce del río Túria y el barranco del Pou.

14,7 km.

El camino ahora está asfaltado justo al entrar a la urbanización. Descendemos y al llegar al barranco, a la altura del km. 15, tenemos dos opciones. La primera consiste en desviarnos a la izquierda por una senda entre cañas, que puede presentar dificultades en época de lluvias. En este itinerario aparecerán varios cruces de senderos y debemos ir siempre a la derecha, pues los de la izquierda se hacen impracticables para el pedaleo, por la excesiva vegetación, sobre todo zarzas. En uno de los cruces un gran pino nos sirve de referencia, pronto llegamos a otra zona urbanizada junto al río, que atravesamos (a unos 400 metros), hasta llegar a las últimas casas, y descender, a la izquierda, hacia el río.

La otra opción, menos complicada, es seguir recto por el camino asfaltado de la urbanización, para después girar a la izquierda, y descender hacia el río.

16 km.

Llegamos a la ribera del río Túria. Encontramos una torreta o sifón de la conducción de aguas potables de Valencia. Continuamos por un camino estrecho y con frondosa vegetación junto al río Túria, pasando una valla que impide el paso a vehículos a motor.

16,4 km.

Estamos en la confluencia del canal Júcar-Túria, donde las aguas de Júcar aportan su caudal al Turia. Hay que bajar, con precaución, por un pequeño escalón, hacia la caseta. Pronto el camino se ensancha y aparece en este entorno fluvial, el medidor del caudal del río y las instalaciones de Aguas Potables de Valencia y enfrente, en la parte alta, el Mirador del Rey.

17 km.

Área recreativa del Azud de la acequia de Moncada, conocida popularmente como La Presa. Desde este azud, la acequia inicia su recorrido de más de 30 kilómetros por l’Horta hasta Puçol.

La Real Acequia de Moncada, es uno de los sistemas hidráulicos más antiguos de las tierras valencianas. Sus orígenes se encuentran en la Valencia musulmana, con una historia de más de 800 años.

Salimos de esta zona, con bancos, parque infantil y paelleros, para, después de cruzar una pequeña valla que impide el acceso a los vehículos motorizados, dirigirnos a la izquierda, hacia un conjunto de casas que conforman la urbanización La Presa. Seguiremos unos mojones de la conducción de aguas potables de Valencia.

18 km.

Llegamos al gran viaducto de la autovía A-7. Una vez pasado el puente, hay un camino a la derecha que sigue el curso del barranco y que no tomamos. Nuestro itinerario continúa recto hacia la pinada donde hay dos sendas con pronunciada pendiente. Es preferible coger la de la derecha.

Pasamos una valla y dejamos la senda. Continuamos el camino asfaltado que accede a unas casas. Cien metros más adelante, nos desviamos a la izquierda por el camino de La Cova. Un pequeño tramo está asfaltado, luego, el firme es de tierra durante casi 1 kilómetro, y más tarde vuelve a estar asfaltado hasta Manises.

19,8 km.

Masía de la Cova. Antigua masía dedicada a la explotación agrícola y ganadera. En un futuro este entorno se verá cambiado, pues hay un proyecto de urbanización de toda la partida.

20 km.

Nos desviamos a la izquierda, hacia la residencia de ancianos. El pavimento está adoquinado y luego es de tierra, junto a los cipreses, hasta llegar al Barrio de San Francisco

20,8 km.

Pabellón de deportes y 200 metros más adelante llegados a una rotonda. Desde aquí continuaremos recto por las calles de la población hasta la estación de metro Manises.

El núcleo urbano de Manises está situado a unos 50 metros de altitud sobre el nivel del mar. Tiene una población de cercana a los 30.000 habitantes.

Manises ha estado siempre vinculado a la artesanía cerámica (más de setecientos años de actividad ceramista). El paisaje urbano está impregnado de ello, como lo atestiguan: El monumento al ceramista de la avenida de Blasco Ibáñez. La Antigua Escuela de Cerámica. La fachada del Mercado Municipal “Els Filtres”, decorada con numerosos paneles cerámicos en los que se representan los usos y costumbres de los mercados en el siglo XVIII. Las fachadas de las antiguas fábricas J.B. Huerta Aviñó y Fco. Valldecabres. En los diversos parques, plazas y jardines hay representaciones en paneles cerámicos de diversa temática: en el “Parc dels Filtres”, la historia de la Comunidad Valenciana; en el “Jardí El Boscany”, juegos infantiles; en el Parque de “El Carmen”, parque infantil decorado con paneles cerámicos que representan la historia del ferrocarril de Manises. En la plaza Rafael Atard, unos murales cerámicos con motivos marinos. En la plaza de España, unos detalles cerámicos homenajean al agua. También se puede visitar el Museo de Cerámica de Manises, instalado en una antigua casona del siglo XVIII. Cuenta con una completa colección de cerámica producida en Manises desde el siglo XIV al XX. Y por último, la visita se completa con un paseo por las tiendas y talleres de cerámica. El patrimonio religioso lo compone, principalmente, la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista (1734-1751). Destaca la cúpula cubierta de tejas de reflejo dorado, única en el mundo. Templo neoclásico de planta de cruz latina encuadrada en un rectángulo. “Capelleta de Sant Antoni”. Se piensa que fue una capilla de la primitiva iglesia, construida en el siglo XIV, siendo remodelada en el siglo XIX, y posteriormente en el año 2002.

Existe la posibilidad de realizar un circuito medioambiental (“Passeig per L’Horta”) de casi dos kilómetros de longitud, con dos variantes: paseo por la acequia tapada, o paseo por las sendas del río Túria. Unos paneles interpretativos realizados, como no, en cerámica, muestran la flora y la fauna autóctona.

23 km.

El final del itinerario es la Estación Manises de L3, L5 y L9 de Metrovalencia. Junto a ella, se encuentra también la antigua estación de Renfe.