Medidas para garantizar un transporte seguro

 

  • Incorporación de 150 informadores para velar sobre el cumplimiento de las normas de sanitarias y de prevención en vigor (entre Metrovalencia y TRAM d’Alacant)
  • Refuerzo de las labores de limpieza y desinfección en los trenes y tranvías por medio de nebulización volumétrica con peróxido de hidrógeno. Este procedimento ha sido ratificado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) el cual certifica la anulación total de la capacidad infectiva del SARS-CoV-2, con lo que se consigue una absoluta desinfección integral.
    • Adicionalmente este sistema permite, activando los sistemas de ventilación de las unidades, que el producto entre dentro de los circuitos de aire no accesibles manualmente. De esta forma se aplica su efecto virucida a las superficies y zonas de esos circuitos, que puede ser un foco de estacionamiento y distribución a lo largo de la unidad de partículas transmisoras de la infección.
  • Refuerzo de las labores de limpieza de los trenes y tranvías en servicio durante el recorrido de los mismos, con más personal destinado a estas labores.
  • Control de acceso y aforo
  • Aumento de la capacidad de las unidades que circulan por la zona universitaria, mediante la utilización de composiciones dobles.
  • Refuerzo de algunos trenes en hora punta con la finalidad de descongestionar a aquellos que presentan mayor grado de ocupación, en los tramos horarios más concurridos.
  • Pantallas informativas, distribuidas en los vestíbulos de las principales estaciones de la red, en la que se ofrecerá información a tiempo real del grado de ocupación de los próximos trenes que vayan a circular por las mismas.
    Las pantallas se han instalado en las estaciones de Colón, Xàtiva, Àngel Guimerà, Machado, Benimaclet, Facultats, Alameda, Avinguda del Cid, Torrent Avinguda, Patraix, Jesús, Plaça Espanya, Nou d’Octubre, Mislata, Amistat-Casa de la Salud, Ayora y Beniferri.
  • Colocación de dispensadores de geles hidroalcohólicos en las estaciones y en el interior de las unidades.
  • Potenciación del uso de las tarjetas de crédito para reducir el intercambio de dinero en efectivo.
  • Renovación del aire. La ventilación de trenes y tranvías es fundamental para la minimización del riesgo. En el caso de los trenes de FGV, cada menos de 3 minutos se produce una renovación completa del aire, por lo que cualquier elemento que estuviera en el ambiente sería captado por el sistema. En los tranvías, tanto en Valencia como en Alicante, el 75% se renueva con aire recirculado y el 25% de aire exterior al abrirse puertas. En el metro y tren-TRAM la proporción es  70% y 30%, respectivamente. Al final se queda la renovación completa en tres minutos en los trenes y en algo menos de tres minutos en los tranvías.

Estas medidas se suman a las que desde el inicio de la crisis sanitaria la Generalitat ha ido tomando para garantizar un servicio de transporte con las mayores garantías de seguridad.